Friday, November 09, 2007

Galvani-stein


"En 1790 Luigi Galvani descubrió el efecto de la electricidad en una rana muerta. Su discípulo, Giovanni Aldini, fue un poco más lejos. En 1803 aplicó electricidad al cadáver del asesino George Forster, bien fresquito tras la ejecución por sus crímenes. Ante los asombrados espectadores, aplicó calambres a las orejas y boca del ajusticiado y éste se convulsionó, abriendo el ojo izquierdo y mirando a Aldini. La aplicación de electricidad en el recto provocó que al cuerpo muerto le entrara el baile de San Vito. La experiencia propició que durante esa época se intentara reavivar totalmente algunos cadáveres más. Una muestra de Steampunk en pos de la vida eterna abocado al fracaso, pero que sin duda alcanzó la pop culture, vía Mary Shelley, muy pocos años más tarde".

Imagen y texto de El blog ausente.

3 comments:

Aker said...

Hola, por Dios, y tal...
El problema es si Forster hubiera resucitado por culpa de los electrodos. Tendrían que haberlo ejecutado otra vez. Lo considero peligroso. Porque Bush podría haberse ensañado con Sadam Hussein.
Menos mal que la muerte es eterna.
Un saludo de

Aker

Liam Gallaher said...

mmmmmmm

sta grungero esto.

nadha said...

Don Gregorio,
le he leído algún artículo apasionante últimamente (siempre le leo sin falta). Esto un recorte muy interesante. Qué agradable. Vengo a dejarle un abrazo afectuoso y mis mejores deseos para que el año que nos comienza... sea... como usted lo desee. Me alegro por lo de sus facetas y me alegro por lo de los documentales de los ''tracios''. Yo tengo una gaviota que se llama así: Tracia

Feliz Todo a usted y a su familia xD